3 de septiembre de 2015

EL INSPECTOR SE SIENTA A LA MESA DE PASCAL REMY.

O de un capitulo al estilo "salvame" en el mundo gastronómico.

Libro el inspector se sienta a la mesa de Pascal Remy.
El inspector se sienta a la mesa. Pascal Remy. Editorial Planeta Actual.

Este verano uno de los libros que ha pasado por mis manos ha sido "El inspector se sienta a la mesa" de Pascal Remy, libro descatalogado que he podido encontrar en el depósito general de la biblioteca de Navarra en régimen de préstamo por si te interesa leerlo tras esta reseña.

Un libro que allá por el año 2004, hizo salir a la guía Michelín de sus despachos para defenderse en prensa y, decir que estábamos ante una sarta de mentiras de un ex-inspector despechado.

Mucho ha llovido desde que esta obra en el 2004 fuese considerada de incendiaria y, mucho más ha cambiado el panorama en esto de buscar restaurante. No quiero quitar peso a las guías que en general siempre son un buen referente, a mi parecer creo que es algo incuestionable. Y en esta afirmación incluyo famosas guías de vino. Estar o no de acuerdo en métodos, formas y criterios de como puntúan o asignan estrellas u, otras distinciones siempre es tema de encarnizados debates tanto, en las redes sociales como en medios de comunicación.

Y este es un punto importante que hay que tener en cuenta ante la lectura de este libro, era un tiempo en el que fenómeno blogger estaba eclosionando, con un twitter con dos años de vida y, facebook en sus inicios, las cosas eran muy distintas.

No obstante es un libro de fácil lectura, que cuenta mediante un humor mechado por todo el texto, la vida de un inspector en la guía michelín desde, que se lo proponen, su llegada a la guía, la formación inicial, métodos, organización en las visitas, número de visitas, la curiosa forma de valorar por parte de los inspectores...y un sinfín de pequeños detalles que configuran el backstage de esta centenaria guía.

¿Quién no ha pensado en la "gran vida" de estos inspectores viajando, degustando y realizando su "trabajo"? La realidad es testaruda y acaba por desmontar mitos con mucha facilidad y este libro cuenta esa realidad. El día a día de un inspector y algo más pero, eso te lo dejo para su lectura.




Escrito por EL PEROLAS
Me gusta comer bien, beber mejor, disfrutar de una buena conversación sobre gastronomía, cocinar y, gozar del trabajo de un sinfín de profesionales que con su esfuerzo, ilusión, empeño, sinceridad y saber hacer crean el segundo de los mejores placeres que podemos disfrutar.
Intento, con la ayuda de muchos, contar "tal cual" sin trampatojos, acritud ni prejuicios, el OFICIO de todas esas PERSONAS.Espero hacer muchos amigos por el camino, que comience el espectáculo.

2 comentarios:

victor dijo...

Exelente lectura!!!!...todos pensaban que los inspectores llevan una gran vida de festival en festival, de menu degustacion en menu degustacion...pero la realidad es otra, sobretodo en estos tiempos donde todo el mundo tiene derecho a escribir en paginas como tripadvisor: este se merece la estrella...este otro no..yo le daba 3 a este y a este otro le saco una....el que escribe...¿se piensa que trabaja en la guia? por favor...mas critica onstructiva y dejen hacer su trabajo a los que si trabajan para la guia roja....
seamos objetivos, ¿alguien sabe de verdad los criterios que sigue la michelin para dar o quitar estrellas? con el criterio de la gente que cree opinar adecuadamente seguramente habria mas estrellas en España, ahora, digo yo...el 98% de los restaurantes que son calificados en tripadvisor(por ej) como exelentes...cuantos coincidiran con la michelin??? pensemos un poco antes de teclear......

elperolas carlos dijo...

Estoy de acuerdo en una cosa fundamental contigo Victor, me indigna mucho comentario ligero en páginas de valoración de restaurantes y, mucha gente que pone a caldo como deporte los sitios que visita. Como canta Manolo García "si lo que vas a decir no es mas bello que el silencio..."

Y mejor no comentar la utilización de exabruptos como medio de expresión que, es otra de las cosas que me parece una falta de respeto hacia el lugar del que opinas. Se pueden decir las cosas claras con mimo y cuidado pero, es más sencillo aporrear un teclado.

El libro es una lectura ligera, cómoda y retrata ese mundo que de hedonista tiene un punto pero no es una perpetua fiesta y jolgorio.

Por cierto en esto de las valoraciones negativas elperolas tampoco se ha librado, una errata en un post fue excusa para despacharse a placer (no soy solo yo somos todo un equipo), que se le va hacer, es lo que a veces toca "escuchar".

Y muchas gracias por el comentario, ya perdonarás que me ha costado tanto contestar.