2 de febrero de 2021

PASTA GRATINADA 5.0






El otro día salió Chicote en televisión, menuda novedad. La novedad es que estuvo hablando de los productos de quinta generación, de como muchos restaurantes tienen "cocinas fantasma", de como se descentraliza y desaparece la comida casera. Pero de este tema hablo en otra entrada, que ya llevo varias semanas sin verter opiniones y no puede ser.

Ya me estoy descentrando. He empezado con los productos de quinta generación porque va una receta digna de Falsaruis Chef. Enterita con latas y productos ya preparados. Solo mancharás una perola y la bandeja del horno.

Es pasta gratinada. También la hago preparando previamente el tomate y pasándolo por el pasapuré, picando carne con el cuchillo para que queda más sabrosa, rallando un buen parmigiano reggiano... pero hoy toca la versión rápida.

He ido ajustando la receta hasta la que tienes en este post. Y es una receta para triunfar.

En media hora tienes la bandeja sobre la mesa lista para devorarla. Además tiene un plus, todos los ingrediente son sin gluten por lo que cambiando la pasta por una sin gluten tienes un platazo de pasta gratinada para celíacos.

Necesitas lo siguiente para cuatro personas que coman abundante.



Entre 300 y 400 gramos de carne picada de ternera. Con una vuelta por la máquina suficiente.





Un bote de "receta tradicional" de Gutarra.



Una lata de pate de ave de Zubia.



Un sobre de queso rallado enmental Eliges.


Y tres cuartas partes de un paquete de 500 g de macarrones Gallo. Pon una perola grande con agua y cuando rompa a hervir añade un puñado de sal. Después viertes la pasta. Cuécela los minutos que pone en el paquete, que para algo lo ponen. Escurre y reserva.


En la misma perola que has cocido la pasta pones aceite de oliva virgen extra y cuando este caliente la carne picada. Revuelve para que se desmenuce y pon sal al gusto.


Cuando la carne picada este doradita, añade la lata de paté.


Mezcla el paté y la carne. A fuego medio hasta que se junten los sabores.


Vuelca la lata de tomate Gutarra. Y guisa todo 5-7 minutos.


Vuelca la pasta cocida en la perola y revuelve. Saca la bandeja del horno y esparce la pasta. Intenta ocupar toda la bandeja y que no quede amontonada.


Pon en queso por encima y horno en posición de gratinador. Mete la bandeja y espera a que funda / tueste ligeramente el queso.


En 4-5 minutos esta lista para comer. 


Con una botella de cava brut esta deliciosa. 



¡Que disfrutes mucho!.







18 de enero de 2021

AUTOLISIS EN EL VINO.

 

Vino autolítico perdido.


¿Y eso que é lo que é? Cogiendo el rotulador gordo, la autolisis es el suicidio de las células porque la cosa se pone chunga. Claro ir diciendo por hay, tengo un vino lleno de suicidios no es muy comercial, ¿o sí?. 


Foto obtenida de bodegas Canopy.
¡Gracias!



Porque la botella de vino Loco de bodegas Canopy de la D.O.Mentrida va en esa línea. Simplemente por el packaging merece la pena pedir una botella. Por cierto voy hacerlo y de paso catarlo.

Me centro en el tema, la autolisis. Los vinos tras ponerles el corcho tienen levaduras, bien porque se cría sobre sus lías, bien porque se usan en el proceso como en los espumosos, cavas o champagnes. Burbujita rica (cada vez me gusta más).

Esas levaduras que están tan panchas en el vino, conforme va pasando el tiempo empiezan a reñir con sus encimas. Ya se sabe que la convivencia es difícil y más dentro de una botella. Así que las encimas se cargan a las levaduras.

Esas levaduras muertas desarrollan aminoácidos y aromas. Los aminoácidos suelen ser dulces y amargos. Por ejemplo en los vinos dulces realizados con uvas con botritis se buscan estos aminoácidos que no son muy comunes.

Amargos, dulces y amargos. Un dulce amargor maravilloso, grandioso, muy especial. Que tiene una pega, una amarga pega. Necesitamos tiempo. Bastante tiempo. El tiempo para que las encimas y las levaduras se enfaden y unas maten a las otras.

Vamos a ilustrarlo con un ejemplo. Un cava de 4 euritos que hemos guardado convenientemente unos cuantos años. ¿Cuantos? No lo se, porque ha sido una donación de una botella olvidada todos esos años en el fondo de un armario.


Amarillo pajizo lo que se dice amarillo pálido, no.


Fíjate en la contraetiqueta, en las nota de cata. Concretamente en el color, "amarillo pálido brillante". Y ahora fíjate en la siguiente foto.


Vino que se alimentado de su madre.
Así llaman la autolisis los bodegueros.


"Amarillo pálido brillante". Amarillo pálido poco por no decir nada, brillante si que lo aceptamos. El tiempo ha hecho su trabajo y se ha dado la autolisis. En este vino daba unos aromas a cacahuete y a fruto seco increíbles.



¿Quedaba burbuja? Al caer en la copa aparecía para, esfumarse rápidamente. Ligero cosquilleo en la lengua, dulzor, aromas complejos. 

¡Una maravilla de 4 euros!

Así que nada de beberse los blancos con lías en el año o a los pocos años. Comprar, comprar y guardar. En un sitio oscuro, sin oscilaciones bruscas de temperatura y tener la paciencia de esperar unos años a que el vino evolucione.

Para terminar un llamamiento a la bodega vinos y cavas Perelada para que no tiren alguna botella olvidada como esta maravilla que pude degustar el otro día.

Y, se aceptan donaciones de esas botellas olvidadas en el fondo de los armarios y trasteros. Me acerco a recogerlas.




14 de enero de 2021

ENSALADA DE ALUBIAS VERDES.

 


Una forma diferente de comer alubias verdes. Vas a necesitar un wok a todo trapo en el fuego en el que irán desfilando, media cebolla dulce, un puñado de alubias verdes, unos arándanos, medio aguacate, un para de zanahorias, media granada y media naranja en vivo. Además de unos arándanos.


Para prepararla el truco esta en ir cortando y salteando en el wok en orden, mientras se hace la cebolla, me pongo a picar lo siguiente.

Así que empezamos por cortar la cebolla dulce en tiras, al wok con un poco de aceite y fuego a tope. Hay que dejarla un punto crocante y un par de minutos antes de sacarla del wok regarla con un chorro de un buen vinagre de vino blanco y que reduzca un poco.


Esa cebolla dulce con este punto ácido va al fondo del plato.


Limpiamos los hilos de los bordes de las alubias verdes y las cortamos por la mitad longitudinalmente (a lo largo). Y al wok con otro poquito de aceite. Cuando estén doraditos los bordes y un punto blanditas al plato encima de la cebolla.


Añadimos un puñado de arándanos.


Y medio aguacate cortado a dados.




Salteamos en el wok dos zanahorias pequeñas en dados pequeños.



Al plato sobre el aguacate.




Esparcimos los granos de media granada.



Y para terminar añadimos media naranja a dados en vivo con unas escamas de sal.



Y tenemos la ensalada lista

Se revuelve todo en el plato a la hora de comer y a gozar. Si se le añade un poco de proteína como un trozo de pollo que nos sobre pasado por la plancha y desmigado nos puede servir de plato único.


Cuidado con estas ensaladas porque son un camino sin retorno. Una vez que comienzas las haces cada vez más a menudo.


¡Salud!












13 de enero de 2021

TECNICA DE OSMOSIS. ELEMENTOS NECESARIOS PARA LA RECETA.


Una de las técnicas usada en cocina es la osmosis. Técnica que vas a poder experimentar en tu casa y que también vamos ha realizar en el blog.

Para poder ver como actúa vas a necesitar, dos huevos, una botella de vinagre, agua, sal y una botella de agua destilada.

Con todos los ingredientes para esta receta de la ciencia de la osmosis, puedes comenzar con el primer paso.

Pon en un recipiente los dos huevos y cúbrelos con vinagre. El vinagre hará su trabajo y atacará la cascara del huevo dejando solo la membrana semipermeable que hay debajo.

Esa membrana semipermeable es la que utilizaremos para ver como funciona la osmosis. Y comprendiéndola saber como podemos utilizarla a nuestro favor en la cocina.

Así que manos a la obra. Huevos, sal, vinagre y agua destilada.

Una última cosa. Te recomiendo tapar el recipiente donde pongas los dos huevos con vinagre para evitar que el olor a vinagre se extienda por toda la cocina.