10 de noviembre de 2016

NO TENGO NI IDEA DE VINO NI FALTA QUE HACE. EL PROBLEMA DEL MUNDO DEL VINO.


No tengo ni idea de vino ni falta que hace.
No tengo ni idea de vino ni falta que hace.


Si hay algo que le hace falta al mundo del vino, en este país, son 40 millones de consumidores, así es, no hay reemplazo generacional de consumidores de vino y esto se debe a varios factores, algunos falsos y otros menos falsos.

La mayoría de gente suele hablar de que “los entendidos” complican demasiado el lenguaje cuando hablan del líquido elemento, nada más lejos de la realidad, y me darán la razón si han estado ustedes presentes en una conversación de informáticos.

Pese a que no tienen clara cual es la diferencia entre hardware y software, seguro que tienen un ordenador en casa, utilizan uno en el trabajo e incluso trastean con sus móviles, hablando con amigos y conocidos sin que tengan ni idea de informática. Es más, en su curriculum seguro que resaltan “informática a nivel usuario”.

Al mundo del vino no le hace falta hablar más claro, lo que le hace falta es 40 millones de consumidores hablando, compartiendo experiencias, pruebas, errores y aciertos sin tener ni puta idea de vino.

¿Acaso le va mal al mundo de la gastronomía con millones de personas que no tienen ni puta idea de cocinar hablando, probando, metiendo la pata, compartiendo sus experiencias, abriendo blogs,...?.

El mundo del vino no necesita catadores, necesita bebedores, no necesita que “el profesional del vino” (esta palabra me da la risa floja) reproche al consumidor de vino “nivel usuario” que no sepa las diferencias entre la cabernet y la tempranillo.

Necesita bebedores que metan la pata, digan barbaridades, se equivoquen, abran blogs, compartan sus experiencias, etc... ¡Sin tener ni puta idea!... ¡Porque eso quiere decir que se interesan por el producto!.

El “profesional del vino” (ja ja ja) debe estar ahí no para el reproche, sino para resolver cuestiones y tratar de traducir el “lenguaje profesional” al “lenguaje nivel usuario”.

Al mundo del vino lo que le hace falta es más gente que no sepa de vino y que cuando les preguntes: “¿Qué esperas del vino?”; te respondan: “¡Otra botella, gilipollas!”.

Postdata: Los profesionales del vino son los enólogos, bodegueros...





Escrito por ALBERTO DITO
Me gusta el vino, que se le va a hacer, también la cerveza, la sidra y en general todas las cosas de beber... poco a poco he conseguido que mis hobbies (vicios) fueran la forma de ganarme la vida (o intentarlo) y ahora estoy tratando de construir la tienda de vicios (o vinoteca) a la que me gustaría ir a mi a comprar y que, tras muchas botellas la llamamos ¡Pop! The Wine. Del vino solo hay que tener una cosa clara: Que cuanto más se bebe menos se sabe.




2 comentarios:

Alvaro dijo...

Así es Alberto,,,, menos palabrerío y más tragos. Yo en el vino encuentro un disfrute, un placer, una oportunidad de descubrir el trabajo de otros apasionados del mismo, creadores de caldos,,,
Como joven aficionado, comparto que faltan consumidores en mi generación , pero pienso que también faltan bares especializados, y con esto me refiero a más bares en los que el protagonista sea el vino, acompañándolo de un amigo en forma de tapa. Igualmente creo que aquí te meten la D.O. provincial hasta por las orejas si hace falta, y eso en parte limita muchísimo el gusto por el vino de muchos jóvenes, ya que se están perdiendo muchas cosas buenas de otros lares,,,,
Por mi parte seguiré brindando, y en cargándome de las compras en las comidas, para que nunca jamás vuelva a tener sed.
Un saludo

Araudi Moro dijo...

Muy acertado.