14 de noviembre de 2014

CANUTILLOS RELLENOS DE NARANJA



El otoño ya ha llegado. Tenemos la excusa o el motivo perfecto para meternos un rato en la cocina para elaborar un postre.

Es un adaptación de los clásicos canutillos de crema, unos canutillos rellenos de naranja, receta que, en su día postee en formato esquema






puede parecer una receta complicada pero, no es así. Es muy laboriosa dado que hay que realizar tres preparaciones por separado para, después montar el plato. Por una parte la crema inglesa, por otra preparar y endulzar la naranja, realizar el sirope y, para finalizar los canutillos de hojaldre.

Así que iremos paso a paso. Lo primero la crema inglesa, infusionando antes la leche con canela, y naranja. Después el relleno de naranja, en el que tendremos que preparar la naranja "en vivo" y, escaldarla en un almíbar. Después el sirope, que será el resultado de reducir el almíbar anterior. Acabaremos friendo los canutillos para montar y emplatar.

El emplatado pasa por poner una generosa capa en el fondo del plato de la crema inglesa, colocar encima los canutillos rellenos de la naranja endulzada y napar ligeramente con el sirope de naranja. La decoración a vuestro gusto. Bien haciendo el plato más vertical y poniendo los canutillos apoyados por su base, bien con unos pétalos de flores o, bien dejando que se escarchen unas tiras de peladura de naranja en el proceso de realizar el sirope. A tú gusto. Vamos al lío para cuatro personas. Atento.


UNO. PREPARACIÓN DE LA CREMA INGLESA.

Vamos a necesitar
  • Dos palos de vainilla.
  • La peladura de un cuarto de naranja sin lo blanco.
  • Medio litro de leche entera.
  • 2-3 cucharadas soperas de azúcar.
  • Cuatro yemas de huevo.
  • 1 cucharada sopera de maicena.





Ponemos los palos de vainilla en la tabla de cortar.




Los abrimos por la mitad y sacamos las semillas.


Los palos se pueden guardar en un azucarero, para hacer azúcar avainillado.

Sacamos con el pelador o la mandolina un cuarto de la cascara de la naranja.


Ponemos todo en frío en una perola. La leche con el azúcar, las semillas de la vainilla y la cascara de la naranja. Dejamos a fuego medio hasta que rompa a hervir. En cuanto rompa a hervir, apagamos el fuego y que enfríe la leche hasta temperatura ambiente con la canela y la naranja dentro. Reservamos.


Preparamos un baño maría y esperamos que el agua se caliente sin llegar a hervir. Durante todo el proceso de hacer la crema, no tiene que hervir.



Añadimos las cuatro yemas al baño maría.



Las cuatro cucharadas de azúcar.



Y la cucharada de maicena.


Con la ayuda de una varilla mezclamos cuidadosamente hasta lograr una pasta cremosa.


Colamos la leche que se habrá atemperado.


Y la vertemos a la mezcla de los huevos poco a poco.


Cocemos la crema sin que llegue a hervir hasta que quede con una textura un pelín más líquida que unas natillas.


La dejamos reposar y la pasamos por un colador fino. Se deja que vaya entibiando y se reserva para emplatar.





DOS. EL RELLENO DE LOS CANUTILLOS.

Para el relleno hace falta.
  • Medio litro de agua.
  • 250 gramos de azúcar.
  • Cuatro naranjas.


Ponemos en un cacillo, el agua y el azúcar.




En frío removemos hasta que se disuelva el azúcar.




Cogemos las naranjas.




Las pelamos con una puntilla hasta que salga la pulpa.




Cortamos los gajos, dejando la naranja "en vivo". Solo la pulpa.




Se cortan los gajos en tres trocitos cada uno.




Y se meten en el agua con el azúcar en frío. Entonces encendemos el fuego a media potencia.




Cuando rompe a hervir, apagamos.



Colamos y nos quedamos con la fruta.





TRES. EL SIROPE.

Para el sirope hace falta.
  • El almíbar que ha quedado de endulzar la naranja.


Colamos con una estameña el almibar para que no tenga ninguna impureza.





En una sartén ponemos el almíbar a fuego medio.





Y dejamos que hierva despacito.





Hasta que reduzca a una cuarta parte de su volumen.




Con un embudo.





Rellenamos un biberón para cuando emplates.





CUATRO. LOS CANUTILLOS.

Para los canutillos necesitas.
  • Un paquete de hojaldre congelado.
  • Moldes de canutillo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
Dejamos descongelar la masa de hojaldre y la estiramos un poco. Hacemos los canutillos como en la foto.


Batimos un huevo.



Y pintamos los canutillos.




En una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra.




Los freímos hasta que se doren.




Los sacamos de la sartén, quitas el molde y se dejan sobre papel absorbente para que suelten el exceso de grasa.




Para terminar, en un plato llano ponemos un cacillo de la crema inglesa. Rellenamos los canutillos con la fruta, los colocamos sobre la base de la crema y salseamos con el sirope que hemos dejado en el biberón.




Mucho trabajo pero, no suele quedar ni medio.




2 comentarios:

Justfoodlovers dijo...

Que buena pinta. A ver si me animo a hacerlo! Gracias por compartir.

elperolas carlos dijo...

Éxito asegurado.